Independientemente del dolor sigo, florezco, confío y vuelvo a amar.

Después de entregarme a la muerte, a la herida oscura del patriarcado, me permito caer en vulnerabilidad de tanto en tanto.

De la resiliencia aprendí que trasmutar es vivir, sentir y volver a amar.

Esa soy yo justo un año después de decir si a la vida y aceptar la nueva maternidad en mi.

Hoy hace un año que opté por gestar y decidí no abortar.

Confieso que esa decisión vino cuando abrace mi hija mayor @gabriiela_marx

Cuando la vi, lloré con ella y pude ver que después de todo, ella era lo más importante de mi vida. Hay traumas que no se sanan, que no se perdonan, que dejan cicatrices muy profundas en el cuerpo, pero se puede aprender a vivir con ellas.

Hay heridas que te cambian la vida, en mi caso, del dolor nació @omphaloshop

Por eso hoy después de permitirme sufrir vuelvo a brillar!

✍ texto : Eliza @eliza_marx de @omphaloshop
☼ fotografía: Cesar @cesarlucadamo

 

Entradas recomendadas