SQUIRTING VS EYACULACIÓN FEMENINA
 
Se habla mucho de squirting y eyaculación femenina, utilizando el mismo término para ambos hechos, cuando son cosas distintas. Aunque aún queda mucho por estudiar, y quizá no se llegue al fondo del asunto, sin entrar en mucho detalle os explico brevemente la diferencia: La eyaculación femenina es un líquido blanco traslúcido que se produce cuando la mujer tiene un orgasmo.
 
No suele ser muy abundante, a menudo se queda en el canal vaginal y se confunde con la lubricación propia de la excitación.
 
El squirting es un líquido completamente transparente, sin olor, que sale expulsado a través de las glándulas de Skene o “próstata femenina” (sí, la mujer también tiene algo parecido a una próstata) y contiene componentes parecidos al semen.
 
Esto sería una breve introducción extraída de estudios realizados por la Dra Beverly Whipple, neurofisióloga de la Rutgers University (EEUU); así como el estudio publicado en Nature Reviews, e investigadores del Hospital de Parly II (Francia).
 
El lenguaje es poderoso. Se asocia squirting al porno y eso no gusta, no es glamouroso… Y entonces decimos eyaculación. ¡Y nada que ver! Para eso hay investigadores dedicando su tiempo a descubrir las diferencias entre los distintos fluidos del misterioso mundo del placer femenino.
 
Aunque aún hay muchas dudas y puntos ciegos, sí que han descubierto las diferencias sobretodo en sus componentes.
 
Y si es por vocabulario, Squirting sería chorreo, chorrear, chorrito… Tenemos una palabra más para definir el placer femenino. Usémosla sin prejuicios.
 
 
Y sí, el squirting es real, existe, más de lo que imaginamos.

✍ texto : @marta_diport
☼ ilustración : @calola.love

Entradas recomendadas