¿Qué es el cervix?
 
Tan de moda que está ahora el clítoris que parece que hayamos descubierto el santo grial, y nadie nombra el cervix…. Curioso, además de preocupante.
 
Darle al cervix el lugar que se merece implica un cambio radical del modelo de sexualidad impuesto y predominante.
 
Vamos al grano: el cervix es el cuello del útero, está al final de la vagina, puedes palparlo con tus dedos y más fácil si te pones de cuclillas, notarás un pequeño bultito que sobresale.
 
Puede que no sientas nada, que esté insensibilizado, o bien que sientas molestia e incluso dolor (es ese dolor en la penetración, como si te clavaran algo al final de la vagina), pero te aseguro que te puede proporcionar el placer más absoluto.
 
Muy sensible, muy potente y con una capacidad orgásmica infinita.
El cervix no responde a las prisas, ni tampoco al famoso “mete-saca”.
 
Necesita un movimiento más elaborado, más de masajear que de golpear.
 
Los orgasmos de cervix son expansivos, duran incluso horas, te conectan a un estado de trance sexual que expande tu energía, regula tu sistema nervioso y te conecta a experiencias más meditativas y de conexión con algo más mágico y elevado.
 
No limites tu sexualidad.
 
El clítoris no lo es todo.
 
Conoce tu cuerpo sácate partido y expande tu placer.
 
✍ texto : @marta_diport
☼ ilustración : @calola.love

Entradas recomendadas