¿𝐏𝐚𝐫𝐚 𝐪𝐮é 𝐬𝐢𝐫𝐯𝐞 𝐮𝐧𝐚 𝐝𝐨𝐮𝐥𝐚?

¿Qué esperamos de ellas? ¿Cuál es su servicio?

Acompañar.
Ninguno más, ninguno menos.

Las necesidades se dan por el camino, al igual que las informaciones. La doula está cerca de la embarazada para tenderle una mano siempre que la necesite. Para ayudarla y así aclarar su camino a decidir.

Es importante para una madre entrar por la puerta segura, sabedora de su poder. De esa manera es más fluido, liviano e inspirador ser madre. Y también ser hija. De una doula, no puedes esperar más que una mirada. Ellas son tu reflejo, te ayudará a transitar por la vivencia, consciente. Sin juicios ni tabúes.

Las doulas somos brújula, guardianas del nacimiento.

Deseamos con toda nuestra alma que la siguiente generación llegue en paz, amor y armonía. Confiando en su entorno, sabiéndose querida. El embarazo procede más allá de los controles del primer, segundo y tercer trimestre. El embarazo es un proceso en el que toda su evolución cuenta.

Al igual que dar a luz no es solamente la salida del bebé del cuerpo de la gestante, es un proceso largo y tedioso de apertura para que el recién nacido dé su primera bocanada de aire tranquilo, sin traumas.

Y donde el puerperio debe ser suave y cálido, para que el primer año de vida (y a poder ser el resto de la vida) sea acogida desde la naturalidad del ser, desde el amor.

Lamentablemente, nuestra sociedad reemplaza en muchas ocasiones esta riqueza por objetos, olvidando que es el interior lo que cuenta. La experiencia, lo vivido.

✍ texto : Rosa @rosamota.doula
☼ foto : Emma @emmachartvig

Entradas recomendadas