ORGASMOS A SOLAS
 
Es curioso la cantidad de mujeres que saben satisfacerse a ellas mismas con tremenda facilidad, y lo difícil que les resulta alcanzar el orgasmo en pareja.
 
¿Te suena de algo?
 
No eres rara, tu cuerpo sabe lo que le gusta. Contigo misma te sientes a salvo, segura, confiada, sin juicios, ni miedos, ni presión.
 
El orgasmo no siempre es un regalo caído del cielo; a veces se trabaja.
 
Puede que acompañada te encuentres cabalgando cual forajida intentando alcanzar el ritmo frenético de tu pareja, quedándote frustrada, pensando a veces incluso que tienes un problema… cuando quizá, lo que sucede, es que tu ritmo es distinto.
 
Quizá la manera de estimularte no es la que mejor encaja contigo. Quizá no hay esa química natural que hace que todos los poros de tu piel rebosen de placer con tan solo un roce. Los motivos pueden ser interminables, la verdad solo la sabes tu.
 
Y, si tienes un montón de voces en tu cabeza volviéndote loca, cierra los ojos, respira, relájate y deja que tu verdad aflore. Si todavía esto te resulta difícil, guíate por tu cuerpo.
 
Expresa a tu compañerx lo que necesitas, respétate, respeta tus gustos y tus ritmos. Poco a poco, estoy segura de que tu realidad cambiará y podrás compartir todo ese placer.
 
 
✍ texto : @marta_diport
☼ ilustración : @calola.love

Entradas recomendadas