La niña de fuego

Hasta que no escribí sobre la vida que podría haber crecido dentro de mí, no pude comprender cuánto perdí de mí en ello, ni cuánto había encontrado.

Para poder nacer yo, tuviste que no nacer tú.
Y, así, por primera vez, cederme el espacio que nunca tuve para mí. En mí.

Escribir me dio espacio para entender que estaba enfadada con la vida, con la obligación de tomar una decisión como esa, con el sentimiento de perder mis ojos de niña entre la oscuridad del dolor.

Pero también me hizo darme cuenta de que yo tenía opción. Y que ese era mi privilegio. Que muchas compañeras no habían podido elegir y, algunas de las que eligieron, ya no pueden contarlo.

Por todas ellas, tenemos la obligación de reivindicar nuestro derecho a decidir. Decidir cuándo estamos preparadas y si queremos estarlo, decidir sobre nuestros cuerpos, sobre nuestras vidas.

Esto no va de lo que no nació. Va de lo que sí pudo nacer.

Yo.
.
.
.
.
La niña de fuego. ✨

✍ voz-texto-música : Alba Luz @albaluz.arte
☼ edición vidéo : Cristina @somos.vishuddha
.
.
#elabortonoestabú

Entradas recomendadas