¿𝐂𝐮á𝐥𝐞𝐬 𝐬𝐨𝐧 𝐥𝐚𝐬 𝐜𝐚𝐮𝐬𝐚𝐬 𝐝𝐞 𝐥𝐚 𝐞𝐧𝐝𝐨𝐦𝐞𝐭𝐫𝐢𝐨𝐬𝐢𝐬?
 
La causa no es única: puede ser metabólica, hereditaria o también debido a factores externos como los malos hábitos alimenticios, el medio ambiente perjudicial o los disruptores endocrinos que pueden empeorar ese desequilibrio hormonal.
 
Según mi experiencia, la causa más profunda para el origen de esta enfermedad suele ser emocional. Partiendo de esta premisa me surgen varias preguntas:
 
¿Qué causa inicial lleva a mi cuerpo a desarrollar una enfermedad autoinmune?
 
¿Por qué mi sistema inmunitario empieza a colocar ese tejido endometrial donde no le pertenece?
 
Suele ser un mecanismo de defensa de alguna carencia en la etapa infantil: falta de afecto, un padre o madre ausente o una situación de humillación o los prejuicios de la sociedad en que vivimos, que constantemente nos reprime la zona genital, incitándonos a taparla o esconderla.
 
También puede darse el caso de que derive de algo que haya pasado a alguna de nuestras antepasadas (madre, una abuela o una bisabuela).
 
Parece que el cuerpo quiera colocar más tejido de lo necesario para proteger la zona del útero donde se encuentra nuestra energía vital.
 
De ahí lo de asociar la causa a algo que nos pasó de pequeños, cuando nos sentimos amenazados y por instinto, protegemos nuestra vida.
 
Entre la adolescencia y la edad adulta otra de las causas que podría llevar al rápido desarrollo de la endometriosis sería la competitividad en mujeres con una carga muy alta de exigencia hacia ellas mismas.
 
“Cuando la mujer se encuentra en una situación en la cual sus necesidades emocionales más íntimas están en conflicto directo con lo que el mundo exige de ella, la endometriosis es una de las maneras como su cuerpo trata de atraer su atención al problema.” Dra. Christiane Northrup.
 
 
 
✍ texto : Ava de @luasaludfemenina
❅ dirección de arte: @an.fedez
☼ Fotografía: @estefania033

Entradas recomendadas